Súperheroína.

Parece que siempre estás ahí,

escondida,

expectante.

A veces te consigo esquivar,

por unas horas, por unos días,

pero siempre acabas volviendo a mi mente.

Y, surgiendo de ella,

consigues bloquear mi cuerpo y cortarme la respiración.

Eres fría,

no te importan mis sentimientos,

ni tampoco mi bienestar,

sólo hacerte presente y turbarme,

a cada pensamiento.

Yo te maldigo, por no dejarme tranquila,

por mucho que pasan los años,

cuando como,

cuando duermo,

mientras vivo.

Yo te maldigo.

Maldita Ansiedad.

anxiety-girl-header2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s